Diferencias entre tarima y parquet

Para poder elegir adecuadamente hemos de tener en cuenta varios aspectos de ambos materiales. Por ello, vamos a prestar atención a las diferencias como el grosor, el precio o la resistencia. Sigue leyendo porque este artículo te interesa y te puede ayudar a elegir tu próximo suelo.
  • Composición: El parqué acostumbra a estar hecho de un mismo género de madera, al paso que la tarima a puede estar hecha de madera maciza que van ensambladas en todo el perímetro mas asimismo conjuntarse con otros géneros de madera.
  • Resistencia: El parqué puede ser limado y embarnizado cuantas veces sean precisas mas hay que tener en consideración que es un material frágil. La tarima, en cambio, al estar hecha de materiales distintos, normalmente se puede emplear en espacios recorridos por el hecho de que se ha logrado lanzar al mercado un producto con una resistencia admisible.
  • Costo: Se puede localizar el m2 de parqué desde los mil quinientos euros hasta los trescientos euros en dependencia de la calidad y el género de madera. En el caso de la tarima puedes localizar m2 desde cincuenta euros, con lo que es una alternativa mucho más asequible que el parqué.
  • Grosor: Los suelos de parqué son cien por ciento de madera con un grosor que va de diez mm a 1 cm, el largo no va alén de los cuarenta y cinco cm al tiempo que la tarima tiene un grosor que va de quince a los veintiocho mm.

Características del parquet

Parquet
  • El parqué se distingue por contener una capa superior de 2mm de grosor.
  • Se pueden encontrar formatos de multicapas los que están hechos de diferentes materiales. La diversidad de materiales hacen que el costo sea variado, estos llegan a lograr hasta los trescientos euros.
  • La instalación del parqué se efectúa a través de adhesivos que sirven para asegurar su instalación. Para hacerse se usan maderas de pino, roble y jatoba.
  • Los patrones con los que el parqué es asegurado al suelo puede cambiar entre cuadrados y rectángulos, mas las peculiaridades de este deja que se creen otros géneros de diseño.

Características de la tarima

  • La primordial característica de esta y su mayor diferencia con el parqué es su forma de adherirse al suelo. Esta es montada sobre unos listones de madera, los que están fijados al forjado de la casa. Con esta clase de instalación el suelo de tarima no tiene contacto con otros materiales. Ellos están encajados unos a la vera de otros sin la necesidad de adhesivos o bien de ser clavados, esto crea un vacío que da el nombre al género de suelo: tarima flotante.
  • Puede estar hecha de madera o bien de materiales afines, lo que hace que sea mucho más asequible pudiendo hallarla por un coste próximo a los treinta euros el m2.
  • Verdaderamente no es un suelo debido a que está puesto sobre una base y su instalación más simple y veloz.
  • Si no se emplean materiales de revestimiento inferior crea un sonido que puede ser molesto.
  • No se puede embarnizar, por lo tanto, debe ser sustituido las piezas gastadas
tarima
  • Instalación: Cuando se habla de instalación la opción más cómoda es, sin duda, la tarima flotante, en tanto que no requiere tanto esmero como el parqué y es más fácil y mucho menos costosa.
  • Acabado: Referente al aspecto estético el parqué tiene un mejor resultado final, especialmente si la madera empleada es de calidad. Sin embargo hoy día se pueden localizar modelos de tarima logradísimos, imitaciones de madera muy fieles a la realidad.
  • Mantenimiento: En lo que se refiere al mantenimiento la tarima es solo requiere ser limpiada a través de una fregona y jabón. En cambio el parqué precisa de ciertos productos concretos como barniz y precisa ser acuchillado de forma ocasional. De esta forma, está claro como es más fácil de sostener.
Ir arriba

Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.